Poblado Íbero "Cerro de la Cruz"

 

Declarado Bien de Interés Cultural, es uno de los pocos poblados de Baja Época Ibérica (siglos II-III a. C.) excavados en Andalucía. 

Nos habla de la sociedad, economía y medioambiente de entonces. Muestra el urbanismo de la época distinguiéndose las estancias según el uso que tuvieran: almacenes o talleres de artesanos presentando lugares de hábitat y de trabajo (molinos de harina, aljibes, almacenes de ánforas, pesas de telar, etc.).

Las construcciones poseen un zócalo de piedra y un alzado de ladrillos de adobes o tapial, conservándose en algunos casos la impronta de la ventana, la puerta o los agujeros de los postes que sustentaban el segundo piso de estos edificios.

Una de los hallazgos a destacar en este yacimiento son los restos óseos de dos personas (que se encuentran expuestos en el Centro de Recepción de Visitantes y Exposiciones Temporales) fallecidas en la virulenta destrucción del poblado a finales del siglo II a.c. a causa de la invasión del pueblo romano.

La duración de la visita es aproximadamente de 1hora y 30 minutos.