Municipio

 

Almedinilla, al sur de la provincia cordobesa, es un pueblo vivo y dinámico en el que el blanco de sus  casas,  mezclado con la roca de su Sierra, se confunde con el verde de su olivar,  invitándote a un paseo en el tiempo.
 
Hablar de Almedinilla es hablar de arqueología, de cultura, como lo hacen sus importantes yacimientos arqueológicos: la Villa Romana de “El Ruedo” (Declarada B.I.C), una de las superficies más importantes de la Península, el Poblado Ibero de El Cerro de la Cruz también declarado B.I.C., de los pocos de Baja Época Ibérica excavados en Andalucía y su Museo Histórico–Arqueológico que contiene las extraordinarias piezas que están aportando estos Yacimientos, destacando la cerámica ibera y el conjunto escultórico de la Villa, sobre todo el dios grecorromano del sueño: Hypnos o Somnus, cuyo estado la convierte en la más importante de las pocas conservadas en el mundo.
 
Ya desde época romana esta localidad destaca por la calidad de sus aceites de oliva virgen extra, pertenecientes a la Denominación de Origen Priego de Córdoba, extraídos de los olivares que forman su bello paisaje por el que discurre el río Caicena, hablándonos de historia, tradiciones, costumbres, que se reflejan en su rica gastronomía tradicional.