Demografía

 

Almedinilla cuenta con un núcleo de población principal y 5 Aldeas (Los Ríos, Sileras, Brácana, Venta Valero y Fuente Grande),  actualmente cuenta con un censo de población de 2.501 habitantes, de los cuales en el núcleo tenemos una población de 764 varones y 774 mujeres y en las Aldeas 495 varones y 468 mujeres. La población fundamentalmente se asienta en la zona urbana del municipio. La población de Almedinilla ha sufrido grandes oscilaciones en este último siglo, en el año 1950 se llegó a tener 4879 habitantes, disminuyendo hasta las cifras que tenemos en la actualidad. Así vemos que su evolución ha sido de disminuación gradual durante el segundo tercio de siglo y estancamiento en los últimos años, con una ligera tendencia al ascenso.
 
En Almedinilla, como en el resto de la Subbética Cordobesa, se dan dos tipos de poblamiento: el concentrado y el disperso, factor importante en la definición de las características socioeconómicas de este territorio.
 
De esta forma el 53 % de la población está concentrada y el 47 % dispersa, dualidad de poblamiento acentuada en Córdoba en los términos municipales de Priego e Iznájar. Otro aspecto definitorio de las características socioeconómicas de Almedinilla (al igual que ocurrió en el resto de la región andaluza) se debe a la fuerte emigración de la que fue objeto en la historia reciente, con un primer flujo en los años 20, por causa de las condiciones sociales del campesinado, acentuadas por la plaga de la «filoxera».
 
A partir de los años 50 la emigración se extiende, como ocurrió en todo el agro español debido a la reconversión del campo, y en el caso de Almedinilla el destino fue Cataluña, Madrid, País Vasco, Córdoba, Sevilla, y Valencia, a lo que se debe añadir una fuerte emigración temporal (en los meses de Verano) que tuvo a la costa malagueña y al Levante como puntos de llegada en relación con el trabajo hostelero.
 
El descenso de población es espectacular por tanto a partir de los años 50 y en Almedinilla se hace patente en el -24 % de la tasa de incremento anual medio (1980), reduciéndose la población a la mitad. La bajada acusada de población va a ser sufrida con más dramatismo en el hábitat disperso, quedando despobladas cortijadas y pequeñas aldeas: La Carrasca, Vizcantar, Cuesta Blanca, Arroyo Granada, Barranco del Lobo.
 
El núcleo de Almedinilla también sufre un descenso espectacular pero crece en proporción respecto de los hábitats dispersos, en una paulatina concentración de la población.
 
Con la emigración también se produce un movimiento en las propiedades, concentrándose en unos casos pero en líneas generales dividiéndose más, por acceso a la misma de nuevos propietarios.
 
En la actualidad (desde 1985), se produce un descenso moderado de la población dispersa y un crecimiento constante de la concentrada, manteniéndose la población e iniciándose un proceso de recuperación de la misma (apoyada por la llegada de antiguos emigrantes que terminan por establecerse definitivamente en el pueblo). Incluso la emigración temporal está en claro descenso debido a una nueva realidad económica.
 

PIRÁMIDE DE POBLACIÓN

 

POBLACIÓN ALMEDINILLA