Patrimonio Oleícola

 

El aceite de oliva virgen extra amparado bajo nuestra Denominación, se define y diferencia por ser un aceite de oliva virgen extra excepcional en todo su conjunto, con un equilibrio y armonía casi perfectos.
 
Este rico y apreciado fruto, procede de las variedades HOJIBLANCA (20%), PICUAL (20%) y, sobre todo PICUDA (60%), que dota a nuestro aceite de ese sabor tan especial.
 
Su extracción es natural, es decir, los procedimientos utilizados para su elaboración son físicos y mecánicos, esto permite conservar todas las propiedades de este fruto, en el que el resultado es un zumo de aceituna con un sabor intenso y un aroma con matices herbáceos y tonos frutales.