Información Ambiental

Información Ambiental

 

En el término municipal de Almedinilla los principales riesgos ambientales detectados son la erosión, los...

En el término municipal de Almedinilla los principales riesgos ambientales detectados son la erosión, los incendios y la contaminación de acuíferos.  Estos vienen dados por el desarrollo agrícola en el que se basa la economía del municipio, lo que ha supuesto pérdidas de suelo por erosión y la destrucción de la vegetación natural de la zona para crear nuevas áreas de cultivo, provocando un paisaje monótono y uniforme. 

Por último,cabe mencionar la contaminación de carácter difuso que genera tanto el vertido de aguas residuales como la percolación de las sustancias fitosanitarias utilizadas en las actividades agrícolas. 

Respecto a los incendios e inundaciones, en Almedinilla, se han producido de una forma escasa . Lo que indica una gestión correcta en la prevención contra incendios e inundaciones pese a la falta de un Plan de Prevención contra riesgos ambientales en el municipio. La baja incidencia de estos, no impide se aconsejar un estudio detallado de los posibles riesgos y la elaboración de un Plan de Emergencia contra incendios e inundaciones. Otra fortaleza es la elevada capacidad de regeneración y autodepuración del río Caícena que, hasta el momento, ha servido para mitigar males mayores. Esta cualidad es importante considerarla pero siempre desde un punto de vista de prevención y no como herramienta del control de vertidos al cauce fluvial.

Por otra parte, destacar que en las proximidades del río Caícena se encuentran una serie de huertas tradicionales cuya recuperación podía potenciarse como espacios “de amortiguación”, además de una comercialización posterior de sus productos ecológicos. y una labor educativa interesante Esta dinamización de la huerta tradicional supondría un punto fuerte para evitar la erosión de la zona y abrir nuevos mercados económicos.

Desde el ayuntamiento de Almedinilla se ha llevado a cabo la Ordenanza para el control de vertidos de aguas residuales que tiene por objeto regular el vertido de aguas residuales procedentes de las actividades sujetas al Reglamento de Actividades Molestas, Insalubres Nocivas y Peligrosas, aprobado por Decreto de 30 de noviembre de 1961 y a la Ley de Protección Ambiental 7/94, de 18 de mayo, ubicadas en el término municipal de Almedinilla, al alcantarillado público, para limitar los efectos contaminantes de dichas aguas con el fin último de garantizar la protección del medio ambiente. Las plantas depuradoras municipales, en general, cuando existan serán proyectadas para tratar aguas de origen doméstico mediante procesos de tipo biológico, químico y físico; es por ello que, dichas plantas, son muy sensibles a los vertidos de origen industrial, a los tóxicos, a las variaciones de acidez y, en general, a la presencia de cualquier componente cuyas características no se ajusten a las habituales de dichos vertidos domésticos